abril 03, 2017

5 PREGUNTAS QUE DEBERÍAS DE HACERTE ANTES DE EMPRENDER UN PROYECTO

17709-diario-freelance.jpeg

El tiempo parece perfecto para tomar aire, ganas y por fin aventarte. Pero no siempre el camino es como suave alfombra persa y música de fondo. 

Hay que preparar el terreno y preguntarnos 5 cosas importantes antes de darnos de frente o al menos, darnos no tan fuerte si en mente tienes un proyecto.

Sí, hablo de esas ganas e ideas que te quitan el sueño hace mucho, que hablan de ti, de lo que sabes y te dan fuertes recorridos energéticos constantemente como alka-seltzer en el agua.

 

1.¿Tienes un plan de negocios?

 

"Pero si no soy una mega empresa, estoy empezando y soy sólo yo"

No debes ser una mega empresa para hacerlo.

Basta con organizar un documento donde pongas por escrito ¿Cómo? ¿Dónde? ¿Qué? y porqué.

Es normal no tener todas las respuestas al momento de emprender una idea, pero un documento da estrategia y organiza. 

Cambia muchísimo con el tiempo, pero de verdad, se los digo por experiencia: organiza y ayuda a planificarte.

No significa que por sólo hacerlo será todo un éxito tu emprendimiento, pero sí te muestra con el paso del tiempo cómo ha evolucionado o se ha estancado tu idea principal.

Les cuento algo de Malabarista:

Malabarista tuvo un plan por escrito con visión a un proyecto de emprendimiento online multi propósito, (Falta mucho todavía) pero hice un plan que estuviera alineado a mi profesión.

No puedo dejar de lado una mezcla emocional de bienestar y de deseo por hacerlo, - estas dosis son vitales para disfrutar y mantener proyectos el tiempo que deban de ser - 

En mi caso, siempre pensé en mi trabajo y estilo como diseñadora, de ahí, surgieron nuevas ideas: 

Generar contenido creativo y visual, hasta refrescar mi mensaje e idea personal de una mujer emprendedora que le gusta crear, compartir y re inventar una vida creativa a través de la rutina diaria.

La idea: un blog como contenedor.

Uno de los objetivos al abrir un blog, - además de compartir y generar contenidos que me gustan-, se pensó para que algunos de esos contenidos, sumaran a la construcción de mi marca y trabajo como diseñadora gráfica, además de los proyectos y productos que creara a través de ella.

Los accesorios de Ensamble, algunos de Ustedes saben que nacieron aquí en malabarista. Hoy es otro proyecto fuera del blog con su propio camino y comunicación. Los hemos vendido en bazares locales y hoy queremos buscar mayoreo y otros planes a ver qué pasa.

Falta mucho más de la lista de malabarista que al día de hoy se ha modificado en concepto y duración, pero el plan por escrito, me ha permitido organizarme.

 

 

2.¿Por qué tu idea es diferente?

 

Qué pregunta tan difícil porque es muy seguro que no sea tan diferente al resto, pero SÍ puedes generar un valor distinto.

Esta pregunta la hago mucho cuando diseño la publicidad para algún Cliente - no es fácil contestarla - pero cuando pensamos en las personas, en lo que esperan y no sólo en lo que nosotros creemos que tenemos, es cuando conectamos con valores que pueden detonar esa chispa creativa para generar una idea de valor.

Para aprender más de lo anterior, te recomiendo este artículo

Para ser diferente debes de conocer muy bien tu producto, no basta con sólo tener una relación amorosa entre tú y él; debes saber compartirlo de la forma en que los demás quieren escuchar o aprender de lo que tú ofreces.

 

3.¿Está bien presentado o parece salido de una librería gratis de internet?

 

Perdón, pero si estamos hablando de ser diferentes hay que presentarnos bien.

Muchas veces no hay los recursos suficientes cuando se arranca un proyecto, lo escucho a menudo. 

Pero si planeamos una inversión económica en etapas - por eso el plan de negocio que organiza - podemos luchar también con esa mentalidad de no podré, no tengo, no quiero gastar.

He visto proyectos florecer por la forma en que cuidan el concepto y su imagen, porque sí, ya sabemos que la imagen cuenta mucho al momento de contar nuestra historia. 

Nos dimensiona y nos ayuda a acercarnos al público correcto.

No importa si son pasos pequeños o grandes, lo que importa es darlos.

 

4.¿Te has detenido porque no quieres arriesgarte?

 

Es más cómodo vivir en una rutina segura, pero también es muy emocionante crecer MÁS cuando pensamos que ya lo habíamos hecho.

Cuando te arriesgas a probar algo distinto, a creer en tus capacidades, a probar, a intentar, el único riesgo que corres es aumentar tu crecimiento personal, tu madurez ante las cosas difíciles y también empezar a disfrutar la vida desde otro ángulo.

Si a mí me hubieran dicho todo lo que iba a pasar en los casi 15 años que llevo como freelance,… si me hubieran descrito cada día, no lo hubiera hecho.

Mantenerte en constante aprendizaje hoy, sobre todo en las cosas que disfrutas o en algo que domines, te dará respuestas muy valiosas con el paso del tiempo. 

Arriesgar un poco, posiblemente costará tiempo y algo de dinero. 

 

5.¿Estás lista para cambiar cuando no salgan las cosas?

 

Como dice arriba, ya te arriesgaste, pero no funcionó o la cosas no van como esperabas.

La frase de: "No importa tanto el destino si no el camino" es muy cierta.

Mejor vivir con la satisfacción que lo hiciste y no funcionó, pero que puedas decir: qué bueno que aprendí, o bien, lo hice, funcionó; y será parte de toda tu enorme lista de recuerdos de vida e historia que contarás o inspirarás a alguien más algún día.

Porque nos construimos de momentos.

Creo que en estos años, las mejores lecciones que he aprendido y lo que más he disfrutado, no es el “producto final” que puedes ver y tocar, es cómo me ha hecho sentir.

Desde la risa hasta el llanto a veces, pero lo que me hace sentir, la forma como mi cerebro se activa, se emociona y la realización personal de sumar experiencias descubriéndome en cada una, eso, no tiene precio.

Cuando tomas el camino de la creación - casi en solitario - debes de analizar tus resistencias para ser flexible cuando tengas que modificar algo.

Es bueno empeñarse y algo de terquedad bien aplicada sirve, pero no aferrarse hasta el grado en que se convierta en pesadilla.

Modificarte, cambiar tu visión, reconocerte, re inventarte, aceptarte; todo lo que te lleve a ser flexible, son cosas que las valoras después y te dan muy buenas armas para empezar una y otra vez sin importar los resultados.

Los mejores éxitos no sólo tienen dinero involucrado. Para mí, los mejores son los que te transforman a nivel personal y te ayudan a estar en paz y feliz.

El emprender proyectos - que es un tema recurrente por aquí - es un método perfecto para auto conocerte y mantenerte curiosa ante la vida y el aprendizaje.