mayo 22, 2016

LA HISTORIA SIN FIN: CÓMO LOGRAR EL EQUILIBRIO

Lograr un completo balance y perfecto equilibrio cada día de la semana creo que además de ser un desafío puede ser un mito. Además suele ser una percepción muy personal el qué hacer para lograr un equilibrio sin olvidar que también hay circunstancias o etapas de vida que influyen para lograrlo.

Nos dicen que una mezcla entre ejercicio, desarrollo profesional, tiempo para la familia, buscar un hobie, etc. son estrategias para lograr un balance organizado. Todas son ideas muy obvias que frecuentemente  las hacemos y a pesar de ellas no logramos esa sensación de estar en un pacífico equilibrio.

La mujer multi - tareas no para desde que se despierta, trabaja, corre de un lado a otro, tiene todo en orden, llena de actividades a su al rededor y al final del día, es inevitable terminar agotada o insatisfecha.

¿Cuál es el sentido de tener una lista interminable de cosas por hacer?

¿Cómo aprender a dar una pausa para darnos cuenta en donde y en qué se nos van las energías?

Para iniciar pequeños cambios en búsqueda de un balance hay que conocer cómo nos enfrentamos día a día con nosotros mismos.

El equilibrio es esa sensación de repartir el peso y mantenerse con algo de SENSATEZ en un punto determinado sin que una fuerza nos jale más que la otra ¿Pero cómo lo repartimos? ¿Presionados? ¿Sin ganas? ¿Por dar gusto a los demás? ¿Por deber y obligación? ¿Por culpa? o en pleno conocimiento de nosotros mismos y de nuestra realidad.

Entre más pasan los años, creo que tiene que ver en qué calidad interna y emocional estamos para entender cómo hacemos las cosas más que una lista perfecta de qué cosas hacer para lograr un equilibrio.

1. 

ACEPTAR - MODIFICAR - ENTENDER TU REALIDAD 

Esta es la mía y no voy a mentir: si no me muevo y procuro buscar trabajo las cosas no se me dan solas como un árbol de mangos en temporada, pues no. Si no me muevo no genero nada. Es mi realidad. Y sí, me gusta generar ingresos, trabajar y buscarle. Cuando eres independiente tu realidad se modifica, hay que buscar más por que no hay un sueldo fijo y aprender a medir esa realidad.

 

¿Necesitas ingresos?

¿Te gustaría iniciar tu propio proyecto?

¿Necesitas emplearte y cambiar tu realidad?

¿Aburrimiento?

¿Falta de deseo?

¿Es mucho para ti solo (a)?

Cambia, acepta o modifica tu realidad. Hay que moverse, los días no tienen una copa de tinto de verano en la mano y una tarde entera de Netflix.

No siempre es dinero

No siempre tu realidad puede ser que "debas" mantenerte trabajando para generar dinero, tal vez ya lo tienes y tu caso sea aceptar tu nueva realidad para buscar un equilibrio y combatir la sensación de agotamiento y frustración. 

DARTE CUENTA que parte de tu desarrollo emocional y personal es tener una actividad nueva que te de balance, que necesitas ser como un péndulo a la mitad, balanceándote de un lado a otro sin tirarte por completo hacia un solo lado. ¡Bravo!, ya estás del otro lado, liberándote del pensamiento  - "¿y si tuviera?" "yo no tengo" "yo no puedo" - y cambiándolo por el de "Ahora tengo esto" "Esta es mi nueva realidad y quiero hacer algo con ella"

2. 

ENFRENTAR LA RUTINA Y VER SU LADO POSITIVO

Hay personas de espíritu libre que a cualquier hora, miran el cielo y deciden que la vida los lleve a donde el viento sople. En un mundo ideal me encantaría hacer eso al menos un par de veces a la semana pero ya no soy solo yo, tengo mi rutina (flexible) y además de darme algo de orden, construye sueños y vida en pareja. 

No niego que volverte profesionista independiente - freelance tiene algo de libertadPero mientras que no me recluya en un Ashram tibetano y encuentre la iluminación divina de tono azulado en un estado de éxtasis lejos de las comodidades básicas y necesidades sencillas de una mujer que vive en Zapopan, creo que por más que la rutina parezca pesada y aburrida, es positiva. Nos vuelve productivos y es una buena oportunidad para conocer nuestras virtudes, alcances y límites en búsqueda de un equilibrio más realista.

Para los que quieren empezar un proyecto propio: En la vida de un profesionista independiente la rutina se puede modificar mucho más que cuando cumples un horario de empleo fijo, aún así, no es libertad total. Algunas veces puedes trabajar más horas que un horario de oficina. Los que trabajan desde casa recuerden que la mayoría de tus clientes no son freelance, son empresas o negocios con horarios establecidos que esperan una respuesta oportuna.

3.

PROBLEMAS PERSONALES QUE "NO SE VEN" O NO QUEREMOS VERLOS

Cuando la sensación de no ser felices nos invade sin razón aparente cada semana y ahí lo dejamos, acumulando una torre de insatisfacciones, muchas veces es señal de agotamiento crónico o algún otro problema muy oculto que no queremos ver o no hemos podido solucionar. 

Incluso una depresión no tratada a tiempo se vuelve una fiel compañera. Problemas familiares, de pareja, algo muy atorado que está chupando silenciosamente nuestras energías.

Cumplimos responsablemente con todo, pero la calidad, deseo y ganas con las que hacemos las cosas no es la misma. Hay que echarse un clavado a eso que no se ve pero que afecta nuestro desempeño y poder así balancear el péndulo de nuestras emociones buscando un equilibrio.

4. 

DETECTAR Y BUSCAR MICRO MOMENTOS

Entre buscar un desarrollo profesional, hacer la comida, rutinas familiares, pareja y al mismo tiempo buscar un tiempo para arreglarte sin tener en la mente que nadie a puesto una lavadora en tres días o no hay nada en el refrigerador, es el momento para detectar micro momentos.

En mi caso creo en equilibrios por "secciones" durante el día y en la práctica de hábitos. Si mi mañana estuvo más equilibrada que la tarde, con eso me doy. 

Antes en un sólo día me quería sentir ultra productiva y power woman pero volvían el día completamente agotador. Si soy organizada, pero hasta eso, cansa.

Los micro momentos son para mi esas pequeñas acciones del día que trato de meter como una pequeña práctica para cambiar mis pensamientos o hacer una pequeña acción "desestresante" y solo concentrarme en eso. Al final, me hacen más llevadero mi lista de actividades de trabajo y casa.

Por ejemplo:

-Dejar el auto y caminar al mercado más cercano, aún si sólo necesito limones (es aprovechar el pretexto de salir al exterior y caminar lentamente sin las ansiedades del tráfico)

-Preparar una bebida rica solo para mi y nada más para mi

-Subir a todo volumen solo una canción por el puro placer de sentir que mi cerebro retumba y se emociona

-Enviar un mensaje de saludo algún familiar

-Tratar de arreglarme diferente en algo que me tome 3 minutos

-Leer un par de páginas, escuchar un pod cast en 5 minutos o algo motivador donde aprenda algo nuevo fuera del diseño

-Usar mínimo 30 minutos para cocinar sin distracciones 

Cualquier tontería que te saque por unos minutos de la lista de pendientes es un micro momento que da pausas a la ansiedad del día. 

Sin importar la lista de acciones para encontrar el equilibrio, sin duda creo que el equilibrio emocional es el que necesita más trabajo para conocer, reconocer y entender que no es el qué, si no el cómo reaccionamos a las cosas. Entender que no se puede tener todo bajo control, es una gran avance que prepara el terreno para poco a poco construir un equilibrio en la vida.

Se vale quejarse un rato

Se vale pedir ayuda extra

Se vale empoderarte de tu espacio para desarrollarte (en lo que quieras y te haga sentido)

Se vale probar, equivocarse, cambiar, buscar, ceder

Se vale no tener una vida tan convencional

Se vale que seas un mix de cosas importantes

Se vale que la vida no gire solo al centro de algo o alguien

Se vale desear otra cosa que tal vez no estaba en tus planes

Se vale salirte del molde

Se vale decir no, no estoy completamente en equilibrio