diciembre 15, 2015

ADORNOS, NAVIDAD Y OTRAS MEZCLAS

¿Tienen algún estilo o ritual para decorar esta época? Yo he visto de todo. Desde muñecos de nieve inflables que se iluminan en las azoteas o de los que bailan con convulsiones todo el día al ritmo de un compresor de aire. 

Casas que iluminan toda la calle, mega árboles navideños frondosos o de plástico, sí, hasta esos de escarcha plateada se suman a la lista; y como olvidarse de esos muñecos vintage de Santa que giran de un lado a otro con una velita-foco. 

Entre múltiples colores y estilo creo que el acto que hacemos al decorar viene cargado de simbolismos y del profundo entusiasmo que nos despierta esta temporada tratando de reducir el ritmo. 

Vivir encuentros familiares cargados de recuerdos pasados o bien, empezar historias nuevas.

Claro que estas fechas tienen su lado comercial, es natural. Pero basta ver la emoción de muchas familias en el semáforo con su árbol amarrado en el techo del auto, la ilusión de la primer navidad de unos recién casados o bien, la magia natural que los niños tienen al por mayor. 

Más allá de miles de objetos perfectos, rituales y gastos, creo que muy internamente todos queremos crear nuestras propias historias con tu familia, pareja o re inventarte este año adaptándote a otras cosas generando nuevos recuerdos.

Me da una enorme ilusión compartir en pareja con Alonso un simple árbol cargado de tiliches navideños. Somos distintos en los simbolismos personales pero somos muy parecidos al momento de compartir.

Nos emociona mucho recibir familia y amigos disfrutando algo de cada uno. "Crear" la Navidad por medio de una decoración es sólo un recordatorio que estamos juntos con nuestra propia historia que nos hace emocionarnos por construir cada día muchos años más.

Este es mi árbol de navidad y estilo navideño del año 2015 - Algo apretado por nuestro pequeño espacio pero lleno de mezclas que me hacen sentir despierta.

Todos los objetos que tengo en casa los transformo y los "relleno" de accesorios navideños, es simple, sólo hay que jugar un poco y divertirse.