diciembre 11, 2015

MINI TARTALETAS DE NUEZ PRÁCTICAS Y CRUJIENTES

Llegan los días en que las cocinas se llenan de aromas y movimiento navideño. Esta receta es mega práctica para los que necesitamos tiempo extra y entre tanta comedera queremos probar de todo. "Todo el sabor y practicidad en una mini tartaleta de nuez". Y si es con algo ya pre-horneado, la ayuda extra me viene muy bien.

Esta receta está lista en menos de 15 minutos. Estas mini tartaletas es común encontrarlas ya pre horneadas para hacer su propia magia con el relleno. No hay límite para la creatividad al interior de este mini postre.

Para personas como yo que se dividen entre varias actividades laborales y el trabajo de casa, son ideales. 

Estas mini tartaletas de nuez son:

-Prácticas

-Crujientes

-Rapidísimas

-Dulces

-Con el tamaño ideal para poder probar de todo

INGREDIENTES

12 mini tartaletas de pasta o de hojaldre pre-horneadas y listas para rellenar

11/4 taza de nuez en trozos

2 cucharadas de mantequilla

4 cucharadas de azúcar morena

1/4 a 1/2 taza de miel de abeja, agave o jarabe de maíz (Maple)

1 pizca de canela

1 huevo

1 cucharadita de vainilla

PREPARACIÓN:

1.En un recipiente, disolver la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar y la miel. Agregar el huevo, canela, vainilla y mezclar muy bien.

2.Picar las nueces en trozos grandes y agregarlas a la mezcla procurando integrarlas muy bien

3.Rellenar las mini tartaletas y colocarlas en una charola para hornear previamente engrasada

4.Hornear durante 10 minutos a 180º. (Cuidado con las charolas delgadas, pueden quemar la base de la tartaleta que es muy delgada, hay que cuidar la temperatura)

Dejar enfriar.

Si lo desean, espolvorear azúcar glas para servir.

De pequeña recuerdo estas temporadas viendo a mi mamá sacar uno, dos, tres y hasta más de 50 fruitcakes, pays, profiteroles y una cantidad enorme de postres de su pequeña cocina. Claro que dejaba algo para nosotros, pero todo ese ejército de repostería era para vender.

Estábamos tan acostumbrados a pasteles envinados, babá al ron (buenísimos), pay de manzana (con este me pierdo todita) y una cantidad enorme de panes, que tener donas bimbo en la casa era una maravilla. Así como la belleza de unas galletas marías remojadas en leche o el bolillo lleno de aire del supermercado con cajeta. No estoy mal, es un efecto natural: uno siempre quiere lo que no tiene.

No heredé ese talento para el horno y no he tenido el tiempo para ponerme a prueba, es algo que lleva su tiempo. Por lo pronto es una maravilla encontrar hoy en día moldes con costra de galleta lista o estas mini cazuelitas para rellenar.

La receta de las mini tartaletas de nuez también la encuentran en la revista Navidad para compartir, donde encontrarán inspiración y recetas de otras bloggers muy experimentadas en la cocina. ¡Que la disfruten!