noviembre 23, 2016

PLÁTICAS DE CASA: ¿POR QUÉ CAMBIAR LA DECORACIÓN ES RENOVARSE UNO MISMO?

13028-renovando.jpeg

Esta serie de pláticas de casa es otro de los malabarismos por aquí. Son las pequeñas aventuras del hogar que me encanta hacer cuando no estoy diseñando publicidad. 

No puedo dejar de acomodar las cosas, tal vez es un hábito que algunos diseñadores tenemos.

Pongan un cuadro chueco y casi nos infartamos.

Hoy en pláticas de casa les comparto 3 razones importantes de por qué cambiar la decoración en casa es renovarse uno mismo.

RENOVACIÓN INTERIOR

Cambiar la decoración de casa va más allá de un simple cambio de objetos y colores, es también renovarse interiormente, revitalizarse y ver las cosas desde otro ángulo.

Somos personas de hábitos pero también de mañas y costumbres. Muchas veces nos atoramos por etapas en la vida que se van reflejando en el caos, el brillo o lo obscuro de nuestro entorno.

El deseo de re - decorar y organizar genera movimiento; sí, de sillas y objetos tal vez pero también de vida y la forma en como nos sentimos.

 

SOLTAR Y DEJAR IR

Cambiar, tirar y soltar, es lograr deshacernos de cosas que ya no nos funcionan materiales y... hasta mentales.

Qué difícil dejar ir

¿Miedo a no poder recuperarlo? ¿Miedo al futuro? no hay que cargar cosas ni actitudes que ya no sirven. Mejor, simplifiquemos la vida.

Leí que acumular objetos en desorden significa miedo al cambio, a la carencia. El caos es inestabilidad y sugiere que nos estacionamos en el pasado, no soltamos.

Ponemos pretextos y dejamos cosas para después por que enfrentarnos al caos significa esfuerzo.

¿Será cierto?

Yo cada vez que puedo "desentilichar" mi espacio me siento ligera. 

¡Por fin hay que tirar ese tortillero de encaje amarillento, pegar el porta retrato roto y quitar esas cortinas de vestidor de supermercado!

 

SENSACIÓN DE BIENESTAR

¿Han notado la tranquilidad de un espacio ordenado? Esto es básico, somos seres visuales. El orden provoca una sensación de armonía y balance, da la sensación que todo está bajo control. 

Un bello paisaje nos produce calma a la vista, nos hace sentir vivos y provoca sensaciones positivas. Poner plantas es una buena idea, - a mí me dan un estado de calma casi celestial-.

Además, el acomodo que damos a nuestro espacio nos produce orden en la rutina y no sentimos que todo se nos viene encima: compromisos, pagos, trabajo, estrés. 

No se necesita comprar todo nuevo, basta con mover cosas de lugar para sentir un nuevo cambio o poner un nuevo color por ahí.

Sí, ese florero de la entrada que no se ha movido por tres años puede ir a otro lugar, también el pesado librero en ese rincón seguro esconde detrás capas de polvo y ese par de llaves perdidas que desean ser encontradas.

55753-pintando.jpeg

El status de la decoración en mi hogar:

Tuve que dar como tres manos porque no sé pintar muy bien con brocha, sin mencionar el dolor de la muñeca que me agarró y casi me deja sin diseñar en la computadora por una semana. Pero cada que veo un cambio me siento renovada.

Aún falta mucho por hacer.

Los invito a mover algunas cosas de su entorno, poner su personalidad y diseñar a su estilo. ¡No hay nada que perder!

Todos tenemos un lado creativo, hay que dejarlo salir de vez en cuando.