agosto 11, 2015

ESCABECHE DE PEPINOS CON ENELDO

Esta receta es una de mis favoritas. Si les gustan los sabores fuertes y aromáticos, el escabeche de pepinos además de ser súper fresco, es muy versátil para acompañarlo con diferentes platillos. El eneldo nos compartió todo su aroma y sabor en esas finas hojas que liberan resultados increíbles en la cocina. Me conquistó completamente y se ha vuelto una de mis especias favoritas. Sigo probando nuevas recetas con eneldo y conociendo muchas de sus propiedades.

Esta receta es:

-Crujiente

-Práctica

-Aromática

-Fragante

-Deliciosa

-Refrescante

El escabeche de pepinos con eneldo es el compañero perfecto para: baguettes, hamburguesas, sándwich, ensaladas y varios platillos fuertes.

INGREDIENTES:

-Semillas de cilantro y pimienta negra. Si tienen pimienta blanca o rosa, semillas de mostaza y eneldo; usen todas (De 1/2 a 1 cucharadita al gusto de cada una). Se llevan muy bien entre ellas y además, flotarán en el envase y le darán una linda vista también.

-1 a 2 dientes de ajo picado (Al gusto)

-800 g de pepinos tiernos (En el mercado y tiangüis orgánicos hay unos muy delgaditos, esos son buenísimos)

-1/4 t de eneldo picado (Separar otras ramas más grandes para introducir en el frasco)

-1 t de agua

-1/3 t de azúcar

-11/2  t de vinagre blanco o de manzana

-1 1/2 cucharadita de sal de grano (La sal es uno de los ingredientes más importantes en los escabeches, mantiene a los microbios lejos y hace que las conservas duren más tiempo, aún así, hay que procurar ser medidos con el consumo de sal).

Yo le pongo menos sal por que no dejo la conserva fuera del refri y la consumo en 10 días. Si hacen más cantidad y varios frascos, hay que aumentar la sal y el vinagre. Las cantidades anteriores llenan dos recipientes de 350 ml aprox. (Un par de mason jars).

PREPARACIÓN:

1. Cortar los pepinos en rodajas gruesas, agregar la sal y dejar reposar un par de horas para que suelten el agua. Enjuagar muy bien dos o tres veces y dejar que se escurran bien; les agregamos el ajo y el eneldo bien picadito y separamos.

2. En un recipiente en la estufa, se mezcla el agua, vinagre, semillas de cilantro, pimienta y azúcar. Se revuelve hasta diluir bien el azúcar a fuego bajo.

3. Agregamos el líquido caliente (escabeche) a los pepinos y mezclamos perfectamente.

4. Cubrimos el recipiente con tapa o papel plástico y lo ponemos a refrigerar toda una noche para macerar los sabores. Al día siguiente colocamos nuestro escabeche en un recipiente de vidrio esterilizado y hermético de preferencia.

 

 

Al tercer y cuarto día, el escabeche de pepinos está poderosamente impregnado de la magia del eneldo y las demás especias. Para ese ataque de hambre nocturno donde un buen sándwich hace la diferencia, estos pepinillos de guarnición transforman todo, son irresistibles.

¡Comparte la receta para que alguien más la disfrute!