octubre 13, 2017

FRESCAS TOSTADAS DE ATÚN Y PESCADO

42660-tostadas.jpeg

Estas tostadas de atún fresco y pescado son muy fáciles, rápidas y mis favoritas cuando tengo que solucionar todo rápidamente. 

El atún fresco me gusta mucho, esta receta es práctica y me la robé de mi esposo. Porque él dice que le queda mejor, así que vamos dándole todo el crédito. Es una historia sin fin.

Pero hoy no voy a ventilar nuestros trapos sucios, mejor vamos ventilando los paladares para preparar estas tostaditas que son:

Frescas

Rápidas

Ligeras

Coloridas

Llenas de sabor

52014-tostadas-de-atun.jpeg

 

RECETA DE TOSTADAS DE ATÚN

 

400 gramos de atún fresco (*Congelado es mejor para poder rebanar láminas delgadas )

3 cucharadas de vinagre de arroz

2 cucharadas de aceite de ajonjolí

Un chorrito de limón

Una pizca de miel

2 cucharadas de salsa de soya

Alcaparras al gusto y ajonjolí negro para decorar

 

Preparación:

Rebanar el atún, ponerlo sobre un plato y a parte mezclar todos los ingredientes, (Las alcaparras son para decorar al final). Bañar con la mezcla las láminas de atún. Servir fresco y frío.

Para acompañar: Se puede untar un poco de aderezo de mayonesa como base en una tostada.

 

15576-atun.jpeg

 

RECETA DE TOSTADAS DE PESCADO

2 filetes de pescado blanco empanizado.

 

Para acompañar: col morada en escabeche (ver la receta aquí), pepinos tiernos, aderezo de mayonesa y cebolla morada.

 

Preparación: 

Freír el pescado y cortarlo en tiras para servir. Armar cada tostada con base de mayonesa y las verduras en escabeche.

Ambas recetas son rapidísimas, rendidoras, crujientes y frescas.

 

Cocino diario, pero muchas veces es pesado cuando se me junta trabajo de diseño. Lo que trato de hacer es dedicar una mañana a todo lo que más flojera me da: cortar vegetales, desinfectar, pelar, picar, etc. y voy llenando varios ziploc o en tuppers en el refrigerador. 

Ese tiempo es altamente rendidor los demás días porque teniendo variedad de vegetales ya listos, sirven para armar ensaladas o mega bowls en la noche con sobras de arroz, abrir una lata de atún, mezclar lechugas, algún pan dorado con aguacate y listo. 

Voy echando puños de los colores que me encuentre. Hace varios meses compré un procesador de esos que cortan vegetales y rallan al mismo tiempo. 

Sé que da flojera usarlos porque hay que lavarlos, pero la verdad ese tiempo es altamente redituable en la semana. 

Vale la pena abrir el refri y tener todo listo para sólo hacer coloridas y divertidas mezclas a tu estilo.

43485-tostada-comiendo.jpeg

Y así llegamos a la mesa.

Como todos los días es nuestro momento para hablar del día, del resto del día y de cada cosa que pasa por nuestras vidas.

El trabajo no termina, los pendientes tampoco; pero son minutos que paramos, que tratamos de resolver, dar, reír, amar, estar de acuerdo o no estar de acuerdo, ceder y volver a empezar.

Para mí todo se detiene a medio día; para compartir mi vida y encontrarle sabor a la rutina al rededor de los colores de las tostadas.