julio 11, 2016

AGUACATES RELLENOS AL GRILL

El aguacate es de las creaciones más deliciosas de este planeta, hoy vamos a inmortalizarlos sobre esta preciosa tabla de madera. Esta receta me encantó porque es fácil, ligera y muy atractiva visualmente para poner sobre la mesa. 

Inspirada en un mix de fotos que me topé en Pinterest decidí hacer mi propia versión de sabores y tratar con todo lujo estos aguacates rellenos.

Esta receta es:

Cremosa

Suave

Rendidora

Nutritiva

Visual

Perfecta para sorprender

Fresca

Mi tabla favorita de Ensamble funcionó perfecta para exhibirlos. Esta es una tabla de madera sólida de granadillo con increíbles vetas naturales en tonos cobrizos, me encanta para dar color en la mesa y es muy práctica para pequeñas presentaciones.

AGUACATES RELLENOS AL GRILL

Para los aguacates:

2-3 Aguacates maduros pero firmes (por el calor del grill no queremos que se suavicen demás)

Aceite de oliva

Limón, sal y pimienta al gusto

Para el relleno:

1/2 taza de garbanzo de lata

1 1/2 taza de Cous cous o quinoa cocida

Jitomate cherry o vegetales de su preferencia picaditos finamente. Opcional: elote y frijol de lata (no tengo foto pero ya lo he hecho y quedan riquísimos)

Cilantro picado

Para el aderezo:

1/4 de taza de aceite de oliva

1 diente de ajo pequeño picado finamente

2 cucharadas de vinagre de arroz

Jugo de un limón

Sal y pimienta al gusto

1/4 de cucharadita de miel

Un toque de mezcla de especias: comino, semillas de cilantro y mostaza trituradas ( o un toque de mix de especias de sus favoritas)

Reducción de vinagre balsámico o crema de vinagre balsámico para bañar al final el aguacate una vez servido.

Preparación:

1. Corta el aguacate por mitad y barnízalo de aceite de oliva, con un toque de limón, sal y pimienta al gusto.

2. Coloca los aguacates en una sartén tipo grill previamente caliente. Retira hasta que formen marcas doraditas del grill.

3. Combina los ingredientes del aderezo en un bowl, y luego incorpora el cous cous y las verduras. 

4. Sirve frío, decora con cilantro picado y un toque de reducción o crema de vinagre balsámico.

Yo hice este platillo y lo compartí con mi esposo con unas cervezas bien frías y pan rústico. Fue casi una cena completa fresca y deliciosa.

Disfrútenla y no olviden de dar su toque personal, la magia está en compartirla.